Buscando su recomendación...

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La IA tiene un problema para las empresas, los sesgos y aunque ha tenido un gran desarrollo e impacto de forma positiva frente a ciertas situaciones, puede generar desconfianza, pero déjanos contarte que son los sesgos y por qué pueden afectar.

¿Qué es un sesgo?

La inteligencia artificial es como un niño creado por un grupo de personas que se encargan de configurar o grabar datos que se pueden utilizar de forma inteligente en diferentes ocasiones y para las necesidades de cada empresa, pero como todos puede también heredar ciertas enfermedades o defectos que se le conocen como IA sesgos.

Los sesgos de la IA son como rasgos de personalidad muy marcados, pueden afectar consciente o inconscientemente, por ejemplo, la IA puede empezar a tomar decisiones por si sola según sus preferencias como ocurrio hace algunos años en Google donde un sesgo se vio marcado cuando su IA identificaba solo a personas de color.

PUBLICIDAD

¿Cuál es el riesgo?

Según unas encuestas que se realizaron por una empresa de software Latinoamericano, el 59% de las compañías creen que existe el riesgo de tener un sesgo en sus datos, y al ir aumentando el número de compañías que se unen al uso de la IA en sus decisiones futuras, el 73% de expertos responsables en desarrollar esta tecnología creen que puede ser un gran problema en el futuro porque entre más se haga uso de la tecnología más errores puede seguir cometiendo.

Según el vicepresidente de Progress en Latinoamérica, explica que como la IA no tiene emociones como nosotros los humanos, por ejemplo, la empatía, sus sesgos vienen de una recolección de datos incompleta, lo que incluso puede ocasionar un gran problema de discriminación.

La universidad de Cambridge ha realizado múltiples estudios en base de los riesgos que puede representar la inteligencia artificial y uno de ellos suele ser que en la IA los sesgos malinterpreta la raza y el género de las personas como atributos aislables y en el caso de la selección de personal, el empleador puede configurarla con ciertas características y rasgos que se busquen en el mejor empleado, pero un cambio en la iluminación o los gestos del rostro puede cambiar drásticamente la respuesta en la misma persona.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Qué se está haciendo frente a la situación?

Al parecer, los sesgos en la IA no son los únicos problemas que se deben abordar, sino también la falta de compromiso y ética de algunas empresas que reconocen que pueden tener un problema en el desarrollo de la IA que utilizan, pero aun así no hacen nada frente a buscar una solución. Según ciertas encuestas, el 75% de las empresas que utilizan saben que necesitan un control en los sesgos de datos, pero solo el 22% de este porcentaje actúa frente a la problemática.

La consecuencia de no brindar la atención necesaria no solo afecta la reputación de la empresa en cuanto a la toma de decisiones, sino que también puede conllevar cargos legales de seguridad que pueden ser irreversibles, por lo que es recomendable prestar más atención a todo lo relacionado con la IA.

Otro aspecto importante que se está llevando a cabo frente a la IA son las normativas reguladoras para crear entornos donde se aplique la ética y moral, por ejemplo, en la unión europea ya se ha creado un marco de normas que se aplican y así las empresas u organizaciones que hagan uso de ella deberán regirse por este marco legal y evitar sesgos en la inteligencia artificial.

¿Cómo afecta a la sociedad?

Al analizar todo lo que implica los sesgos en su uso de la IA debemos ser conscientes que también nos afecta a cada uno de nosotros, el uso de esta tecnología a futuro puede influir de manera profunda en la vida de las personas, por ejemplo si se utilizara para saber quién puede o no solicitar un crédito, si no se rige por una regulación humana la vida de muchas personas se vería afectada por sus decisiones, pensemos también por ejemplo en el caso de un seguro de vida un tratamiento médico o un puesto de trabajo.

Claro, no debemos pensar que todo esté perdido, sino buscar corregir los errores, en el 2014 un grupo de ingenieros de Amazon se dio cuenta de que su IA tenía un problema en la elección de personal al aceptar solo a hombre para los puestos y no a las mujeres, después de una revisión se dieron cuenta que se desarrolló este sesgo debido a que los hombres eran los que más se postulaban en la plataforma y después de una corrección pudieron seguir con el uso de la tecnología.

Conclusión

La IA es una puerta abierta a un gran mundo de posibilidades y avances que pueden hacer mucho más fácil la vida de las personas y las empresas, pero que también es una gran responsabilidad por quienes hacen uso de ella, con el objetivo de contribuir a la sociedad y no dejar que la tecnología sea la que controle nuestras vidas, por lo que se debe aprender más del sesgo de inteligencia artificial.

Siga nuestro sitio web para obtener más información sobre tarjetas , préstamos y finanzas!