Buscando su recomendación...

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Mujeres son las principales víctimas de los montadeudas

Las montadeudas son una de las más recientes formas de estafas, que desde hace un par de años azotan en todo México. Si bien hay casos registrados desde el 2016, en el último año esta práctica delictiva tuvo un incremento exponencial.

En este artículo te contaremos un poco más sobre qué son los montadeudas, cómo opera y funciona esta forma de estafa, y por qué las mujeres son las principales víctimas. Toda esta información te ayudará a poder reconocer este tipo de estafa antes de que los criminales cumplan su cometido, y de esta manera lograrás evitar ser víctima de ellos.

PUBLICIDAD

¿Qué son los montadeudas?

Los montadeudas son estafadores que se hacen pasar por una empresa que otorga préstamos. La característica principal es que los “préstamos” que ofrecen se pueden obtener de una manera rápida y sencilla, donde casi no hay requisitos. Esto hace que sean muchas las personas que califiquen para estos falsos préstamos (y que quizá no califiquen para los préstamos verdaderos).

En algunos casos otra característica que tiene es que estos préstamos falsos son con una tasa de interés baja, y recibes el dinero de manera instantánea, por lo que es un servicio financiero tentador para la víctima.

El problema principal es que una vez que obtienes el préstamo las condiciones del mismo cambian. Las tasas de interés que te habían dicho en un principio son modificadas, por lo que terminas siendo obligado a pagar un alto interés.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Además, las víctimas no solo que se encuentran en esa situación engañosa, sino que también comienzan a sufrir amenazas y extorsiones que los afectan a ellos e incluso pueden llegar a afectar a miembros de su familia o amigos.

¿Cómo identificar a los montadeudas?

En un principio puede parecer difícil identificar a los montadeudas, ya que hacen todo para ser lo más parecido a una empresa de prestamos verdadera. Sin embargo, hay algunas cosas que los montadeudas no pueden evitar, o algunas características específicas de sus modus operandi, que hacen que sean más identificables si estás atenta.

Lo primero que hacen es decirte que debes descargarte una aplicación, o realizar la mayor parte del trámite por internet. Esto se debe a que en general no tienen oficinas físicas (para evitar denuncias y ataques) por lo que se manejan principalmente de manera virtual.

Además, solo se publicitan a través de redes sociales, pero casi nunca hay una dirección física verdadera, ya que las que publican suelen ser falsas, de otros negocios, o de hogares residenciales que no tienen nada que ver con el negocio de préstamos.

Aparte de eso, suelen pedir información personal que no suele ser requerida en la otorgación de préstamos oficiales. Esto puede ser datos de la composición de tu hogar, o que les envies fotos del mismo. En otros casos puede ocurrir que te pidan que les des tus redes sociales. Generalmente esto no se pide en los préstamos oficiales, pero los montadeudas te lo piden para poder tener información a la hora de extorsionar, y que sus amenazas sean más efectivas.

Otra manera sencilla de identificarlos es prestar atención a su escritura. Si usan un formato informal de lenguaje, o si escriben con faltas de ortografía y un tono agresivo, lo más probable es que sean los montadeudas.

¿Por qué las mujeres son las principales víctimas?

La respuesta es bastante simple: debido a los problemas económicos que sufren las mujeres en México (salario inferior al de los hombres incluso si realizan el mismo trabajo, peores condiciones de contratación, menor oferta laboral a la que pueden aplicar, etc.) las mujeres suelen encontrarse en una posición económica desventajosa.

A su vez, hay muchas mujeres de la CDMX que sufren de violencia económica por parte de sus parejas, por lo que existen diversas ocasiones en las que obtener un préstamo es la única opción para salir de esa situación.

En todos esos casos, las mujeres se encuentran desesperadas, por lo que se vuelven más susceptibles a caer en las trampas de los montadeudas y pensar que realmente le están ofreciendo un préstamo.

No hay que olvidar que las personas que recaen en los montadeudas ya se encuentran en una situación económica precaria y vulnerable, y eso es exactamente lo que los estafadores están buscando.

¿Cómo se puede evitar este tipo de estafas?

A la hora de hacer un préstamo, lo ideal es que la empresa tenga una oficina física y verificada. Además, deben contar con los certificados que provienen de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios Financieros (Condusef).

Si no tienen esos permisos, entonces quiere decir que la empresa es falsa. Las empresas de préstamos están obligadas a demostrar que cuentan con esos permisos, por lo que una verdadera no tendrá ningún problema en mostrarte si consultas por ellos.

Además, los verdaderos prestamistas suelen contar con mayores requisitos y preguntarte por datos que sí importan (lo principal es que revisen el Buró de Crédito).

Si algo de la empresa te parece raro o es poco claro, entonces lo mejor que puedes hacer es evitar contraer un préstamo de ellos. En el mejor de los casos trata de hacerlo con una empresa de la que tengas referencias conocidas por parte de familiares o amigos, o que tenga presencia oficial en internet (redes sociales verificadas, página en google con opiniones o comentarios de clientes).

A su vez, deben contar con algún tipo de dirección física y datos de las personas que trabajan allí o el dueño de la compañía.

¿Dónde puedo realizar la denuncia si fui víctima de los montadeudas?

Si te encuentras o vives en la Ciudad de México debes contactarte con las autoridades correspondientes para realizar la denuncia. Las fuerzas de seguridad de la CDMX cuentan con una división especializada en este tipo de casos, conocida como la SSC o la Policía Cibernética de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Actualmente existen tres líneas de teléfono activas que podrán brindarte una ayuda específica, ellas son:

  • (55) 5345 5000
  • (55) 5200 9000
  • 800 745 2369

Es recomendable hacer la denuncia inmediatamente con esa división, ya que ellos son especialistas en atender esos casos, y podrán darte una ayuda de manera más veloz. Sin embargo, si no atienden a tus llamados o denuncias, entonces puedes ir a la comisaría más cercana o llamar a las fuerzas de seguridad y que ellos transfieran tu caso al área pertinente.

Recuerda que si no te sientes segura haciendo la denuncia tu misma, siempre puedes pedir que algún familiar la haga por tí.

Esperamos que esta información te haya sido de gran utilidad. Muchas gracias por leernos.

Siga nuestro sitio web para obtener más información sobre tarjetas , préstamos y finanzas!